Greta, la santurrona y vocera «hija» de Soros

Vivimos en esos tiempos distópicos con una manifiesta aceleración de la propia inercia de una espiral suicida.

Poster francia decadencia 100 años

Este premonitorio cartel de la Alemania nacionalsocialista de la década de los treinta del siglo pasado, viene a decir, en esencia, que en 100 años los franceses serán una atracción de feria. Del mismo se desprende que la inmigración africana sería tan patente como la feminización de los franceses. Eso ya ocurre.

El nacionalsocialismo como visión de una cosmogonía de la metapolítica, con mayúsculas, anticipó lo venidero como consecuencia de lo preclaro de sus apreciaciones en torno a la decadencia de occidente en tanto conocía a la perfección al enemigo que movía los hilos (y ahora también, en tanto es el mismo).

Eso sí, el cartel nacionalsocialista se quedó corto (tanto como la palabra “nazi” acuñada, a modo de disfemismo, es decir, término despectivo, por el periodista, escritor y político alemán Konrad Heiden, judío -lo de menos- y sionista -por supuesto-, quien fallece en Nueva York en la segunda mitad del siglo XX, siendo término comúnmente utilizado por las fuerzas eurófobas y endófobas al servicio del Nuevo Orden Mundial como nudo gordiano esa sinarquía con esas dos caras igualmente enemigas de la humanidad: liberalismo y marxismo en sus diversos formatos light o heavy según el momento y el lugar).

Tan corto se quedó el cartel que lo que anticipaba no es exclusivo de Francia sino de Occidente, especialmente Europa, EEUU y Canadá (extendiéndose como la ponzoña por el resto del mundo más o menos civilizado).

La resultante no es más que una consecuencia de la ingeniería social aplicada por el Nuevo Orden Mundial (NOM) que José Antonio Bielsa tiene tan bien analiza en su libro “Cómo sobrevivir al Nuevo Orden Mundial” editado por La Tribuna Ediciones.

Gretasoros

Por si fuera poco, ahora, Soros, en un ejercicio de magia donde el mago se queda con el personal, y con un truco infame (tan evidente que no le haría gracia a ningún niño precisamente por éso), el judío -lo de menos- mal que le pese, y sionista -por supuesto- George Soros, se saca de la chistera a una niña subproducto de la aplicación de técnicas de control mental más antigua y obvia.

Greta quien es

Hablamos de la abducida sorosiana, Greta Thunberg (Greta Tintin Eleonora Ernman Thunberg para ser exactos), probablemente con síndrome de Asperger, de aprovechada familia que deviene en caricatura de sí misma (como muchas hoy), y sometida al control de Luisa María Neubauer, y otros tantos esbirros de organizaciones ecolojetas a sueldo, también de George Soros y sus satélites organizativas.

Greta controlada

Greta, una estrella mediática creada ad hoc, será en un tiempo un juguete roto como tantos otros, útil mientras sirva para abanderar la única y mayor prioridad de la Humanidad, en tanto que el único problema que hay es el cambio climático motivado por el hombre. ¡A otro perro con ese hueso!.

Efecto greta

El efecto Greta llega a tal punto de estupidez que hay adolescentes que siguiendo a esta suerte santa Juanita de Arco de tres al cuarto (ya quisiera ser de la talla de Santa Juana de Arco), prefieren morir y salvar el planeta en una disforia suicida.

.
Soros quien es

Soros y su genocida constelación de organizaciones es un peón de lujo del NOM, que debería ser historia ya (por edad), pero se ve que Dios, aún le tiene reservada alguna que otra representación adicional antes de que el telón baje definitivamente. Soros es un genocida para cualquier antisionista, y desde luego, además, una verguenza para cualquier judío, y en especial un judío no sionista (la mayoría).

Señoras y señores, el cambio climático, tal y como lo concibe esa infame hueste de “calentólogos” charlatanes pseudocientíficos, no es producto de la actividad humana. Más bien de la naturaleza como ya se encargan acreditarlo en su manifiesto casi 90 científicos italianos. El prestigioso geógrafo Antón Uriarte se encargaba de desmentirlo (y le sería mucho más fácil y rentable decir lo contrario como es natural) allá por el 2012.

A pesar de todo, cualquier excusa es buena para que los adultos y jóvenes practiquen la molicie hoy para ser anodinos fracasados mañana y esclavos consumistas al servicio del NOM.

Flautista soros

El flautista Soros toca, Greta entra en trance y todos los idiotizados acuden a su melodía. Fin. Esa es toda la paupérrima y delenazble función.

Es tal la mentira del cambio climático motivado por el hombre (lean necesidad de reducir la población diluyendo razas y naciones) que cuando van a comprobar tal verdad esta suerte de popes ecolojetas hasta encallan en el Artico por mor del hielo y hasta el el jefe de la Agencia Mundial de Meteorología denuncia que los extremistas (posesos por fuerzas oscuras, ni lo duden), con todos los recursos económicos del mundo (puestos por esas fuerzas oscuras), están generando una histeria colectiva intolerable.

La histeria colectiva es tal que hasta el Premio Nòbel de física en 1979, Ivar Giaever tiene que desmentir todo este engrendro falaz en una notable conferencia.

Hay que añadir, para todos los imbéciles que siguen esta espècie de pseudoreligión de la New Age, que hasta un expresidente de ese fiasco de toda la vida que es Green Peace (financiada por lobbys de corporaciones industriales notabilísimas a los que el medio ambiente les trae sin cuidaddo en pos de la cuenta de resultados) afirma que esta suerte de “Armagedón” del cambio climático está espoleado con una única finalidad como emanación de la ingeniería social: infundir miedo y controlar la mente del personal, ovejuno e idiotizado hasta la extenunación, pidiendo más como un masoquista que apura el dolor hasta perder el sentido.

Las víctimas de esta histeria colectiva padecen una suerte de trastorno mental ecologeta, pretendiendo limpiar el planeta dejando sucia su habiación (muy propio de estos desórdenes conductuales) como una gran parte de las feminicidas el trastorno mental feminista que se ha traducido en agravios para el hombre intolerables, como parte de esa ingeniería social para ahondar en una decadencia inducida que justifique el advenimiento del NOM.

En definitiva, la santurrona Greta es parte de esa suerte de ejército de jóvenes fanáticos al servicio del NOM, como en su momento en infame Mao armó sus guardias rojos para las matanzas de la Revolución Cultural.

Jakub 1

Si Greta fuera Jacob Baryla, el adolescente polaco que cruz y rosario en mano se colocó frente a una infame marcha promovida por el demagogo lobby gay en Płock (Polonia) se ganaría todos los respectos de quienes aún estamos mentalmente sanos (minoría decreciente).

Greta soy una estafa

En cambio, Greta, eres una estafa, un fraude, eres la vocera de Soros y no vamos negar que provocas desprecio como todo lo que encarnas para el NOM. Ya eres famosa, aunque también víctima del virus que te han inoculado. ¿No querías éso?. Pues ya lo tienes.

Mañana serás ese juguete roto que se da a las drogas y que te inducirá a terminar mal. Quizá en suicidio provocado o inducido por tu amo. O “suicidada” por algún agente del sistema de la Matrix que trabaja para esa élite que te maneja cuando, ya no te necesiten, si se te ocurre chantajearles. A saber.

Recuerda, siempre ha sido así y tú no serás ningua excepción.

Greta, eres la vinaGreta más despreciable del planeta, con o sin piruleta.

Author: AdminPxE

Movimiento socialpatriota español sin complejos. Somos identitarios, euroescépticos, antiotanistas y antimundialistas. Primero nosotros, y después, también. No oponemos a la estafa timocrática de 1978. Llegó el momento de decir BASTA. Pasión por ESPAÑA. Pasión por lo nuestro.