Plagas en España (III): Casta politica, funcionarial, inmigratoria y pensionista

 

Las castas españolas viven de puta madre a costa de la otra media España que trabaja y se deja la piel por tanto parásito malnacido cabrón. Hay que tener muchos cojones, tanta cobardía, para seguir aguantando ésto.

 

Tras Plagas en España (I) : La inmigración y Plagas en España (II): El femimarxismo como causa del trastorno mental feminista, volvemos para completar esta trilogía de artículos con Plagas en España (III): Plagas en España (III): Sus castas. sí, la «intocables», los  políticos, funcionarios, inmigrantes y pensionistas de una auténtica ineptocracia en forma de cerdocracia partitocrática.

Esas cuatro castas son, con algunos matices, indecentes e intolerables, contribuyendo, activa y/o pasivamente según el momento,  con su propio egoismo, al detrimento del bien común  y a que se perpetúe la subversión en la que vivimos.

Esas castas son los  políticos, los funcionarios, los inmigrantes y un sector de los pensionistas (en su más amplio sentido, no sólo jubilados).

 

Sí, ahí le tienen. La puta de Soros judeofeladora y como tal, a sueldo de ese narigudo sionista, que vendió a los suyos (literalmente) y auténtico enemigo de Occidente, que debiera estar «desinstalado», o mejor, suprimido del sistema.

 

1.- Los políticos:

Evidente e indiscutible. Todos sabemos que actúan a las órdenes de las organizaciones supranacionales  sionistas (ONU, FMI, UE, OTAN y todos sus tentáculos) y que nada tiene que ver con los nacionales israelíes. Son casta improductiva que vive del pesebre en un «estado» elefantiásico que con la excusa de ejecutar los dictados supranacionales, así como los suyos propios y los de sus allegados.

Son casta prescindible, innecesaria, contraproducente y contraproductiva, que sólo se justifica por sus propios fines en un contexto brutal, insolente e insoportable al calor de sus propias instituciones (pues  sólo les representan a ellos) y sus propios vehículos (los partidos) como nidos de corrupción y como agencias de colocación privada de los suyos y de sus amigos (como personal de confianza o creando instituciones y puestos ad hoc).

Casi medio millón de ratas metidas a políticos es insostenible. Sí, han leido bien, 500.000 parásitos institucionalizados.

 

Vd costea esta basura. Aquí les tiene, funcionarios «comprometidos» con el régimen, rascándose los cojones, mientras sea con nuestro dinero. Son parásitos a suprimir y a su casa, de putas y chaperos o a Sudán o Israel, donde les recibirán con los brazos abiertos y que les den por el culo.

 

2.- Los funcionarios:

Al servicio de los anteriores, formando parte de la economía improductiva, sobredimensionada, bien pagados y con unas condiciones laborales propias del paraiso de Alá  y que no se dan (ni se darán, por supuesto) en la empresa privada.

Son ejemplo de agravio para el resto de ciudadanos que los sostiene dejándose todo lo mejor en ello.

Que después de cargarse gran parte de la clase media esta crisis que aún no ha pasado (por ser muy profunda y manifestación de esa decadencia) vengan ahora con ese cuento de la equiparación salarial «por arriba» las fuerzas y cuerpos de seguridad, el personal educativo, el personal sanitario o los funcionarios de prisiones (carceleros se les llamó toda la vida), es insultante e inasumible para los ciudadanos, ahora bien, se hará, y saben porqué, porque la casta superior, los políticos, necesita de esbirros contentos, a costa de lo que sea, sin  que les importe lo más mínimo el ciudadano medio empobrecido y endeuado gracias a  ese suministrador de una droga llamada deuda pública que es el Banco Central Europeo, que sin control ni tino alguno, la administra a esa casta política sin que la pida.

¿Saben cuánto costaría esta equiparación?: Estimativamente unos 15.000 millones de euros.

¿Saben cuánto nos ahorraríamos quitando a esa castuza funcionarial privilegiada?: Estimativamente unos 5.000 millones de euros.

Cuando la nevera deje de estar llena (y oramos para que por fin, la miseria en España, se vea sin anestesia y sin psicotrópico alguno) pronto llegará lo inevitable, la necesaria y drenante confrontación civil que como un torrente barra toda la basura improductiva, dejando lo mejor.

Casi 3.500.000 funcionarios es de imposible sostenimiento, siendo una maquinaria ineficaz, ineficiente, sobredimensionada que aún siendo imprescindible, con menos de la mitad de la mitad, seria suficiente, desmantelando toda la imposible infraestructura de administraciones creadas por la casta política para disponer de personal a su servicio.

Vean el último informe obrante en el Boletín estadístico del personal al servicio de las administraciones públicas (el último de enero 2017), resultando sobrecogedor.

Una centralización radical lo arregla de un plumazo y el resto del sobrante de la casta funcionarial (donde hay predominio de mujeres, en detrimento de la denominada «cuota de género»), a su casa y a trabajar por su cuenta).

 

Estos «pacíficos» homínidos, son parte de la especie invasora robapagas, casi todo moronegrada, e importada por todas las onejetas al servicio del mundialismo. Recalan aquí como subhumanos quintacolumnistas de la izquierda para ser utilizados como macheteros frente a la otra mitad de España. Los enemigos internos de España cuentan con que Vd no crea lo que decimos.

 

3.- La inmigración (los invasores):

La integración de los pueblos no fue posible ni en la idealizada ciudad de Toledo en su momento ni en el Al-Andalus ni Dios que lo fundó. Ni moros, ni judíos ni cristianos se integraron, simplemente se soportaron.

Consecuencia de lo anterior, ni hay integración (no se mezclan entre sí los pueblos para no perder su identidad, como es lógico, salvo excepciones voluntariosas como la de los españoles en las América u Occidente actualmente por orden del NOM sionistas), ni hay solución al problema demográfico a través de los inmigrantes (a pesar de que ellos se reproducen entre sí y los españoles no, en gran medida, porque cobran por ello de España, mientras como es natural educan a sus hijos en sus culturas), ni generan recursos para pagar nuestras futuras pensiones, sino que son enormes pozos parásitos sin fondo, en los que verter ayudas sociales y servicios públicos en detrimento de nosotros, los españoles.

Un volumen de más de 8 millones de inmigrantes (las cifras oficiales hablan de casi 6 millones, pero no tienen en cuenta una realidad, y es la de los «ilegales), es intolerable para una nación como España, cuyos recursos naturales son justitos, con amplia dependencia del exterior, y un sector primario y secundario (salvo sus ramificaciones relativas a farmacia, química y automoción) casi desmantelado por la UE, donde sólo pretende prosperar el sector terciario, es decir, nuevamente, la construcción, servicios diversos y el sempiterno turismo.

España es nación de camareros y de teleoperadoras, que tienen que servir los cafés y venderles un cambio de tarifa de no sé qué operadora móvil a los inmigrantes que sostenemos con nuestras ayudas.

Si a ello añadimos ese golpe de estado suave que es #ElSanchazo, que como si fuera un bilbaíno de Neguri grita a los cuatro vientos, el «si no los queréis para mí», y teniendo en cuenta que está en nómina de la Open Society del Clan Soros, pónganse en lo peor.

No se importan inmigrantes ni refugiados, sino refujetas trufados de islamistas dispuestos a ponerse a la órdenes de los destructores de España, o sea, la #Izmierda (incluídos los peperos ahora en extinción a pesar de esa suerte de clon de Macron que es Casado, como Rivera o Sánchez) para apuntillarla.

¿ De los del #ZooAquarius cuántos refujetas había en peligro de muerte o en mínima desnutrición ?: ninguno, porque Boko Haram envía a sus mejores soldados para cumplir una misión, trufándoles con alguna negra que nos trae también su descendencia.

Por cierto, una parte de los del #ZooAquarius ya no están en España. En cuanto vieron que un malintencionado panoli, Sánchez, les desembarcó en puerto español, se dieron el piro y a su puesto en otras naciones de la UE, que para éso la #Izmierda de la #Socialdemocracia está engordando en cebadero a estos refujetas para que luego cumplan su misión: ponerse a su servicio para imponer a los pueblos de las naciones europeas ese Nuevo Orden Mundial (NOM) que tritura naciones y pueblos.

Manda cojones a lo que se llega y lo que se permite.

Toda esta importación de carne refujeta es verdaderamente perversa, por no hablar de los «casos aislados» que la censura oculta cuando algunos inmigrantes cometen las peores fechorías en Europa o en España. Señoras y señores, hay un auténtica mafia de tráfico de carne subvencionada donde los invasores son trozos de carne para las oenejetas subvencionadas y un problema para Europa y España en particular.

 

¿Pero han visto a estos abuelos degenerados cómo, sin verguenza, alguna hablaban de pensionazo hasta que llegó el #GolpistaSanchez y todo arreglado?. Estos vagos y maleantes únicamente pueden aportar una experiencia: la de la parasitación tras haber sido trepas, en modo sindical, toda su puta vida, a costa del trabajador honrado. Se les ve en las jetas y en la pinta que tienen de no haber dado un palo al agua en su puta vida.

 

4.- Los pensionistas:

Según datos de la Seguridad Social, los pensionistas a junio 2018 son casi 9 millones y el número de pensiones supera los 9,5 millones (algunos pensionistas cobran varias pensiones por diversos conceptos, por ejemplo, jubiliación y viudedad).

La pensión media es de casi 1.100.-€ mes (por 14 pagas, siendo la de Julio y Diciembre gracias al Caudillo, tan denostado por la castuza progrejeta -peperos incluídos- y separata).

Entre pitos y flautas, el gasto en pensiones (creciente) se acerca a los 500.000 millones de euros.

Las pensiones cada vez tienen una mayor cuantía y las máximas para 2018, de casi 2.600.-€ mes son cada vez más abundantes.

Sabemos que el sistema de reparto es una estafa, que quienes cotizan están pagando no su pensión (como sucedería en un sistema de capitalización), sino las de los jubilatas de ahora y que nada ni nadie puede garantizar que lo vayan a cobrar, en un futuro, su pensión.

No tenemos nada en contra de los jubilados corrientes y molientes, mondos y lirondos, que cobrando 600.-€ como autónomos que fueron durante 40 años, ahora, proporcionalmente, cobran menos que un inmigrante que viene en el Zoo Aquarius (además de la ayuda de 530.-€/mes están las relativas a vivienda, educación -libros y comedores- y prestaciones como asistencia sanitaria, etc).

Ni tan siquiera con los pensionistas que perciben la pensión máxima por haberlo trabajado y haber cotizado.

Tampoco tenemos nada frente a los jubilados que tienen una merecida jubilación mínima o máxima porque han cotizado.

Tenemos todo en contra frente a jubilatas que perciben jubilaciones no contributivas y por supuesto frente a los que perciben jublaciones máximas, cuya prejubilación hemos costeado nosotros, los españoles no habiendo pegado un palo al agua muchos de ellos.

Una parte de estos jubilados privilegiados proceden del aparato estatal en sus diversos tentáculos en versión organización política, sindical, etc.

Somos beligerantes con los «yayoflautas» que en la puta vida trabajaron (siempre vaguearon, repetimos, siempre) y ahora viven de puta madre parasitando a los españoles, mientras en sus ratos libres se manifiestan bajo las banderas republicanas, comunistas, podemitas o separatas siempre que al mando del Gobierno de España no esté una rata como ellos al modo golpista Perro Sánchez.

Pues bien, esta escoria yayoflauta, auténtica castuza dentro de la casta jubilata, son auténtico cáncer de las cuentas públicas.

5.- Recapitulación:

Media España vive a costa de la otra media.

Rezamos para que nuestras finanzas colapsen, para que España no pueda vender deuda, para que España no pueda cumplir sus compromisos económicos y todo este entramado que es una estafa, se vaya a tomar por el culo.

En definitiva, abogamos porque el colapso sea pronto y total.

A partir de ahí sabremos si la propia dinámica de los acontecimientos es capaz de drenar todo este parasitismo aunque sea por la confrontación civil, que ya toca y ¡dejémonos de pamplinas y el que chifle, capador!.

Mientras, entreténganse (o sufran, como vean), con las pésimas cifras macro de España.

Y recuerden, todos estos virus hay que desintalarlos. Y si quieren vivir, que trabajen.

 

España ya es un gran vertedero lleno de basura por doquier. Pronto, además, una inmensa escombrera. Y tras ello habremos tocado fondo para auparnos, de nuevo, a las estrellas. No todo está perdido, porque la I Guerra Civil del siglo XXI en España está en camino. Y los flojos, débiles e indisciplinados rojos y separatas la volverán a perder por mucha ayuda de invasores, en modo moronegrada, que tengan.

 

 

Author: AdminPxE

Movimiento socialpatriota español sin complejos. Somos identitarios, euroescépticos, antiotanistas y antimundialistas. Primero nosotros, y después, también. No oponemos a la estafa timocrática de 1978. Llegó el momento de decir BASTA. Pasión por ESPAÑA. Pasión por lo nuestro.