Putaluña: una “revolución amarilla”

Aclaremos que Putaluña es esa degeneración infame de esa región española llamada Cataluña, donde como laboratorio abierto del globalismo se “normaliza” lo anormal (más si cabe que en el resto de España).

En Putaluña se libra una “revolución amarilla” (y de ése color por los lazos amarillos). Evoca la “revolución naranja” del Maidan ucraniano con la inestimable ayuda del judío (lo de menos y para desgracia del pueblo judío), sionista y magnate George Soros.

Este mangante, además de magnate, así lo confiesa aportando su granito de arena con la fundación Open Society.

En Putaluña también pone su granito de arena en pos del globalismo. Los niños bien se acabarán reuniendo en plazas, habrá algún artefacto que explotará y vendrán los correspondientes muertos y/o heridos como acción de falsa bandera cometida por los CDR’s para culpar al gobierno de España y conseguir con la presión internacional lo que por las urnas no puede ser: una Putaluña secesionada de España.

Las imágenes proyectadas al mundo de Putaluña (y por tanto de España), en este rebrote guerracivilista(por ahora de baja intensidad) son muchas y los mensajes que se envían también, y así:

  1. – Desde hace 41 años Putaluña, con la excusa del pretendido nacionalismo, sirve de excusa al globalismo para la dilución de España como nación transmitiendo un mensaje de que el Nuevo Orden Mundial (NOM) se está imponiendo.
  2. – Putaluña se rebela frente a España con la manifiesta cooperación necesaria de Madrid, ya sea con el hispanófobo PSOE (partido de instinto asesino desde sus orígenes y como así acredita la historia) o con el traidor PP (tardofranquistas acomplejados que sólo van a lo suyo) trasmitiendo un mensaje guerracivilista por acción y omisión, respectivamente, pero todos al servicio del globalismo.
  3. – El progrejeterío separata toma las calles de Barcelona con la complicidad de Madrid mientras los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ejército español bajo el principio de inacción proyecta debilidad e ineficacia, transmitiendo un mensaje de complicidad y una deleznable imagen de ganapanes y zipayos en esa guerra civil en la que ya está inmersa España.
  4. – El denominado Tsunami Democrático (CDR’s en modo violento y de antigüa hornada mandados por Torra y Pigdemont) se nutre de “levas” nacionalistas al servicio del gloablismo, internacionalizándose con la “importación” de “fuerzas” extranjeras especialistas en la “guerrilla urbana” vinculados al jeterío anarquista y “okupa” y todo ello bajo la excusa del buenismo asesino del “decidir no es delito”.

Allí manda ERC y los los CDR’s de toda la vida, debidamente adiestrados por filoetarras cuando no por etarras, y una élite por quienes instruyen también a la élite de los Mozos de la Cuadra.

  1. – Los denominados grupos ultras (quieren ocultarles lo que son patriotas), son los únicos que en ese campo de batalla que es Putaluña, se posicionan activamente por la defensa de España, a diferencia de quienes debieran defenderla, transmitiendo el mensaje de que no todo está perdido y a pesar de la infame imagen transmitida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ejército.

En definitiva, la guerra civil de baja intensidad en Putaluña tiene como objetivo último la desintegración de España para convertirla en Expaña y que el ejemplo prenda, en pos del NOM,en otras regiones europeas.

La excusa para este nuevo rebrote de guerracivilismo en Putaluña ha sido la ya de por sí laxa sentencia frente al golpismo catalufo, por parte del entregista y colaboracionista Tribunal Supremo (terminal del ejecutivo sin más), especialista en dictar sentencias en modo “justicia política”. Y así, asistimos a agravios donde patriotas por el caso Blanquerna son condenados a 14 años, mientras que en la sentencia por el golpisto catalufo el que más se lleva son 13 años, por éso de que no hubo rebelión (es patética la argumentación del Tribunal Supremo para justificarl su inexistencia y sí sedición en tanto que “no hubo violencia” y más bien “pura ensoñación”. Alucinante la capacidad de fabulación de la Sala. En una nación seria el problema catalufo sería historia en tanto que sus responsables serían detenidos, juzgados y ejecutados, y sus cuerpos volatilizados como el de Bin Laden.

Y entremedias, prueba del notable colaboracionismo del Tribunal Supremo, como no puede ser de otra forma, ahí tenemos la sentencia que autoriza la profanación del Generalísimo. Sí aquél hombre al que una vez muerto tantos denostaron (por no tener arredros para hacerlo mientras vivía), pero eso sí, viviendo y prosperando divinamente en su régimen. Sí, ese régimen que sabiamente manifestó que la perdición de España eran los partidos políticos. ¡ Y cuánta razón tenía!. (

Pero esto es España. Es un insólito ejemplo prototípico de nación que se odia a sí misma, de suerte que Putaluña no sería nada sin la manifiesta complicidad de Madrid.

Mientras, en Madrid anida un gobierno “provisional” (por ahora), ilegal (por traidor a España) e ilegítimo (por venir de unos comicios con manifiesta sospecha de pucherazo) y en Putaluña el ariete globalista, con una punta de lanza que no es más que “kale borroka” organizada con la complicidad del gobierno de Sánchez, alias El Profanado y Torra, alias El Iluminado. Ahora bien, no olviden que por encima de todos éstos está ese promoviente de las “revoluciones de colores” (predominante de color rojo). Ese promoviente llamado George Soros (cuyo verdadero nombre es György Schwartz) simplemente está poniendo en práctica lo que aprendió de su maestro, el filósofo judío (lo de menos y para desgracia del pueblo judío) Karl Popper,promoviente de las “sociedades abiertas”, de ahí el nombre de la fundación estrella de soros, Open Society.

Volviendo a Putaluña, para que triunfe el mal, basta con que los buenos guarden silencio.

Todos dan por descontado que el acto final acaba con el cadáver inerte de España, debidamente “suicidado” (como el agente del Mossad, Jefrey Epstein y si es que en verdad murió), como parte de un programa diseñado a partir de un plan preconcebido por nuestros enemigos externos, esencialmente, quienes se valen de sus aliados, los enemigos internos.

¿Y cuál es el futuro?. Pues probablemente, el separatismo, al servicio del globalismo conseguirá su objetivo por la complicidad de Expaña. Se reconocerá la independencia de otras regiones españolas. Se abrirá un proceso constituyente para confederar el aborto resultante. Tras ello, el grueso confederado no separatista será el “paganini” del nuevo estatus quo, porque lo que son los separatistas, como siempre, no pondran un duro. Es lo que tiene cuando el asesino va de víctima.

Con ello, el sionista Soros cobra los favores a El Profanador.

Soros juega con todas las cartas, y además con varias barajas, como hacen sus amos (sí, ésos que se ocultan de los focos, como siempre). Lo mismo que promueve campañas contra la policía catalufa en pos de la política del Gran Reemplazo en aplicación del Plan Kalergi, trata de encumbrar, como parte de la disidencia controlada, al cheposo de Galapagar en Potemos, aunque en ocasiones esas fuerzas tan potentes sean neutralizadas por lo inopinado.

Como prueba de lo anterior, el sionista Soros despacha “medio en secreto” con sus colaboracionistas y como ejemplo entrevista con Perro Sánchez que se entrevista con Veleta Rivera.

Soros por tanto (y toda la amalgama organizativa que maneja) y simplificando mucho, es la personificación del malo de la peli del siglo XXI. Y si no se lo creen vean este video de Javier Villamor.

Putaluña es hoy una “revolución amarilla”, como tantas otras promovidas por la multinacional Soros, con resultado muy desigual (afortunadamente para la Humanidad). Es tan cutre que hasta el Tony aprovecha para promocionar botas de cowboy con estelada a 600.-€ el par en tanto el catalán ya se sabe que aprovecha cualquier cosa para enriquecerse, lícita o ilícitamente.

Como solución para el problema catalufo, la cosa está clara. Lo único que puede salvar a España es que los españoles, pacíficamente, se echen a la calle y fuercen un proceso constituyente que derogue la actual constitucion y configure una forma de estado consistente en un estado unitario. ¡Despierten!. Hoy la politica la hacen los traidores desde las instituciones y en la calle debe haceraw política para neutralizar esta locura suicida. La calle pone y quita regímenes. Y no esperen que Vox, partido del sistema, y sólo éso, con su propuesta de estado de excepción van a salvarles de esta espiral infernal hacia la disolución nacional.

De no salir a la calle para liquidar este sistema y salvo milagro que haga salvar el partido in extremis, España caerá por su propio peso y tras ella se proyectará el ejemplo a otras regiones europeas. Soros se ha propuesto romper España.

Fuente: La Tribuna de España

Author: AdminPxE

Movimiento socialpatriota español sin complejos. Somos identitarios, euroescépticos, antiotanistas y antimundialistas. Primero nosotros, y después, también. No oponemos a la estafa timocrática de 1978. Llegó el momento de decir BASTA. Pasión por ESPAÑA. Pasión por lo nuestro.